Menu

Formulario de búsqueda

regresar

Sexualidad

Erección de Clítoris, cómo lograrlo.
2017-06-01 11:42

Una erección clitoral le da a la mujer la habilidad de ser multiorgásmica. Cuando inflamas toda la estructura del clítoris hasta que logra una erección, aumentan sus probabilidades de tener un orgasmo, y uno más placentero.

Y dime, ¿sabías que el clítoris podía tener una erección? Pues es verdad. El clítoris es la versión femenina del pene, pues tiene tejido eréctil que se agranda cuando se estimula.

El punto es que, seas hombre o mujer, todos empezamos con el mismo tejido genital. Mientras crecemos en el útero, éste tejido, destinado a convertirse en nuestro órgano sexual, es muy similar.

Mientras el feto madura, el tejido empieza a crecer, volviéndose en pene o vagina.

Para empezar, es importante que te enfoques en su área genital, empezando por la parte externa, hasta la interna. Empieza con las piernas, ombligo y pompas. Luego hazle un masaje en el área genital; labios externos, internos, pero NADA en el clítoris ni inserción de dedos.

-Ponla cómoda: Ninguna mujer se siente cómoda cuando hay un hombre viendo su zona más íntima. En primer lugar debes decirle lo hermosa que es, en segunda, debes prestar mayor atención a la estimulación que das. --Créeme, entre más placer reciba, menos inhibiciones tendrá.

-Háblale sucio: A menos que ya no la hayan intentado y no le guste, te recomiendo decirle exactamente lo que sientes y estás haciendo. “Estás muy mojada para mi”, “¿te gusta lo que estoy haciendo?”. Dile específicamente todo lo que está pasando y haz énfasis en los efectos de la estimulación en ella.

-Penetra con tus dedos: Una vez que tengas los dedos dentro, comparte la experiencia. “Estás casi lista para mi, ¿qué voy a hacer contigo?”

-Cuando el momento sea el adecuado, toca el clítoris: No es fácil estimular el clítoris, especialmente porque cada chica y clítoris es diferente. Coloca poco de presión (sólo un poco) y haz movimientos circulares lentos. Si lo haces bien, ella lo notará. Y una vez que vaya incrementando el placer, puedes ir incrementando el ritmo, pero no mucho, pues son tantas estimulaciones nerviosas, que puede dar un poco de cosquillas.

Fuente: EMEDEMUJER